Hombros

Hace unas semanas, me di cuenta de que tenía un serio problema con los hombros. De repente, sentía en los brazos una profunda debilidad estructural con las articulaciones del hombro, como si estuvieran desconectados. Cuando tienes que utilizar los brazos para todo aquello que haces, al seguir teniendo las piernas paralizadas hasta cierto punto, es un problema en potencia. Incluso tomándomelo con calma y reduciendo el trabajo duro, a menudo todavía tengo que mover todo el peso de mi cuerpo utilizando los brazos. Cuando me siento por las noches, me encuentro con la parte superior de los brazos doloridos, bastante incómodo, habiendo hecho muy poco durante el día. Mi rutina de terapia nocturna desapareció cuando me di cuenta de lo difícil que era trabajar en mi mismo sin ningún grado de comodidad.

Algo había cambiado en mi cuerpo para causar esto y por tanto empecé a tantear a qué se debía. La espalda ha ido volviéndose más fuerte de forma constante últimamente, con un incremento del volumen en la parte superior, volumen que había estado perdido tanto tiempo, que me di cuenta de que había un crecimiento sustancial ahí. Esto, por tanto, había creado una gran conexión ventral- dorsal a través del pecho y estaba teniendo repercusiones positivas en la parte inferior del cuerpo. La parte inferior de mi cuerpo ha ido mejorando enormemente últimamente, en gran parte debido al trabajo en cuello y espalda, creando unos cimientos mucho más fuertes. Sin embargo, estas mejoras me han permitido dar un paso hacia adelante. He estado trabajando duro es mis caderas desde Navidad, y no sentía necesidad de hacerlo( lo cual fue una suerte, al ver que mis brazos no tenían la fuerza necesaria para continuar con este ejercicio) y con la constancia en las sesiones, fue fantástico el poder desplazar la fuerza desde la pelvis hasta la columna vertebral. La sensación de normalidad que, ininterrumpidamente, ha estado volviendo a las piernas, también ha dado un paso hacia adelante, aunque hay que tener en cuenta que aún queda un largo recorrido para que éstas vuelvan a sentirse del todo normales.

Esto todavía dejaba la pregunta de por qué los hombros me estaban causando problemas, cuando todo lo demás parecía estar yendo bien. Sin embargo, eran estas mejoras las que estaban provocando esta nueva debilidad. Con la gran profundidad ventral-dorsal, y la conexión con el pecho, había abierto más espacio para los hombros, dando una mayor posibilidad de mejora estructural a esta zona de mi cuerpo.

Sin embargo, esta posibilidad nunca se puede tomar de inmediato. El resultado directo es debilidad( del mismo modo que la abertura de la pelvis dejaba expuesta la debilidad a las articulaciones de la cadera) y esto creó una desconexión lateral en la cintura escapular.

En menos de una semana, este sentimiento de desconexión en los brazos se transformó en una conexión nueva. De repente, la cintura escapular entró en un nuevo nivel de integridad estructural, más que eso, también el pecho entró en una nueva fase, dándome un sentido de rectitud que no recordaba que hubiera tenido nunca, teniendo en cuenta que han pasado diecisiete años desde la última vez que caminé. Sin embargo, la molestia se encontraba lejos de acabar y casi un mes después de que esto comenzara, aún sigo teniendo dificultades con los hombros. La conexión más profunda se estableció fácilmente una vez la posibilidad estaba allí, pero muy lejos de ser fuerte en esta etapa. Con solo una tentativa para una profunda integridad estructural, los niveles superficiales todavía están lejos de estar bien apoyados. El dolor intenso ha remitido, pero se ha convertido en una situación similar al codo de tenista en la parte exterior de los hombros.

El grado en el que todo el cuerpo se ve afectado por una lesión en la columna no puede ser subestimada. La gente tetrapléjica con una lesión en la parte superior de la columna vertebral tiene una evidente pérdida de musculatura en los brazos, y aunque la gente parapléjica conserva control consciente de los músculos de los brazos, el agotamiento estructural en los hombros, y en general en la parte superior del cuerpo, es amplia. La idea de que debo tener la parte superior del cuerpo fuerte porque empujo una silla de ruedas es ridícula y sin embargo es sorprendente cómo muchas personas creen esto, incluso cuando intentas explicarlo de otra manera. Hace tiempo me di cuenta de que las explicaciones son ineficaces, y por tanto tiendo a no perder el tiempo. Incluso los médicos no ven el daño estructural en la parte superior del cuerpo de los parapléjicos, y creen que éstos sufren de problemas en los hombros más adelante, solo porque “utilizan demasiado los brazos”.

Realmente hay que trabajar los hombros con algún método ABR. Sin embargo, no puedo trabajar en ellos yo solo, ya que eso requeriría que yo fuese un contorsionista, y con solo quince horas de trabajo a la semana con mis dos terapeutas, soy reacio a reorientar su atención lejos de la espalda cuando puedo sentir que el trabajo en la parte superior llega realmente a la raíz de la debilidad en los hombros. Los hombros se están estableciendo poco a poco, pero tal vez es hora de encontrar una novia dispuesta a trabajar en mí por las noches.

Entrada del blog original: https://spinalroots.wordpress.com/2013/04/01/shoulders/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s